miércoles, 29 de diciembre de 2010

Como cada fin de año…

Otro año que se va, otro año que se viene. Buenas y malas decisiones. Melancolía, remordimientos, frases como: “¡la pucha que pasa el tiempo, eh!” y boludeces por el estilo. Como siempre, cabe esperar que el mundo sea un poco más justo, pero asimismo, cada uno de nosotros debe ser un poco más justo. Tenemos que asumir la responsabilidad; hacernos cargo de que formamos parte de un sistema monstruoso al que quizás no podamos derrotar, pero que si todos aportamos nuestro granito de arena, podremos hacerlo un poco menos terrible.
No pretendo comunicar miedo, pero sí un poco de conciencia. Las nubes no son rosadas y azucaradas, de vez en cuando se ponen negras, y no vaya a ser que algún despistado esté sin paraguas cuando decidan soltar su furia sobre nuestras cabezas. Estemos atentos.
Espero que todos, absolutamente todos terminen bien el año, y el que viene sea de diez.
Hasta la próxima.

lunes, 20 de diciembre de 2010

H-M


Hoy está de moda (como siempre, las putas modas) eso de que “el hombre y la mujer tienen que ser iguales”. Realmente, no lo soporto. Me parece perfecto que tengan los mismos derechos, pues la libertad y la igualdad ante la ley, el trabajo, etc, son algo que corresponde, y eso es indiscutible. Sin embargo, no me va el hecho de que se pretenda inculcar que los dos sexos sean iguales en su comportamiento, pues es por algo que la naturaleza nos hizo distintos.
Hay cosas que “son de hombres” y cosas que “son de mujeres”. No digo que exclusivamente, pero si predominantemente.
Instalar un aparato eléctrico, arreglar un caño que pierde, mover muebles… son más un trabajo de hombre.
Planchar, cocinar, coser… son más un trabajo de mujer.
Así que nada de “yo no sé ni cambiar una lamparita” (hombre con carita de nene que robó un caramelo), o “yo no cocino ni un pati” (mujer con sonrisita ridícula, que casi parece orgullosa de eso), porque esas son cosas que les corresponde respectivamente a cada uno, y que si no les sale, como debería ser, lo tienen que aprender; qué joder.
Feliz Navidad a todos.

PD:
Muchachos, hagan funcionar las luces del arbolito.
Chicas, preparen una rica cena.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Todos dicen...

-“Yo no la voté.”
…y sacó 45% de los votos (el pueblo tiene los gobernantes que se merece)
-“Es un mujeriego. Yo no le doy bola ni loca.”
…y apareció llorando porque la convenció y después la dejó (bien merecido, por ver una montaña a 50km y llevársela puesta)
-“Yo soy fiel.”
…y lo/la dejaron por encontrarlo con el/la mejor amigo/a (encima de infiel, carente de códigos)
-“Esta materia es de relleno. Si me reprueba, lo cago a palos.”
…fue reprobado, y le prometió al profesor estudiar más para su importante materia.
-“En casa mando yo.”
…llegó a la casa, la pareja lo puteó de arriba a abajo y lo mandó a hacer los mandados.

Todos dicen, ninguno hace.

jueves, 2 de diciembre de 2010

TVR (televisión reventada)


En 1999, nació un programa llamado "Televisión registrada", dirigido por Claudio Morgado y Fabián Gianola. Posteriormente, sus conductores pasaron a ser José María Listorti y Gabriel Schultz, y desde hace unos años y hasta el presente, el lugar del ex VideoMatch ha sido ocupado por Sebastián Wanraich.
Historicamente, TVR tiene la chapa de programa de crítica-humor, que por mucho tiempo no pudo ser igualado en calidad por tantos obscenos competidores, que lejos de ser un buen entretenimiento, sólo lograron darme pena. Este programa era de crítica a los políticos en general, conscientización social, y risa lograda con medios eleaborados y elegantes.
Desafortunadamente, la cholulización de la televisión en general, alcanzó hace unos tres años al legendario TVR, y lo convirtió en un programa con segmentos interesantes, pero otros muy grotescos, mostrando partes de los programas de chimentos tan bajos que siempre llenan de mierda la gloriosa pantalla.
En 2010, el programa llegó a manos de canal 9, el canal del gobierno, o "la televisión pública", como ellos le dicen. La producción y los dos conductores, que hasta el año pasado le tiraban palos a todos los sectores políticos, incluyendo al gobierno, hoy lo apoyan de manera ciega e intransigente. Por supuesto, las oposiciones, que ya son ridículas de por sí, quedan aún más ridiculizadas.
Lamentablemente, un programa de nivel excelente fue convertido en pocos años en un burdel de mala muerte y luego en un burdel de mala muerte politizado.
Una lástima.

martes, 2 de noviembre de 2010

Iguales

El tema del momento es la muerte de Néstor Kirchner, así que obviamente, no hablaré sobre eso.
Qué bronca que me da la gente que piensa que defenderse es ponerse a la altura del que te ataca. Nunca me pasó, pero conozco gente a la que sí. Es decir, yo no creo en la venganza barata, pero tampoco creo en quedarme lo más campante cuando alguien revolotea zumbándome atrás de la oreja.
El caso es este: si alguien te insulta, más vale intentar ignorarlo, hasta ahí perfecto. Pero si ese alguien ya pasa a la agresión física, se torna imposible. ¿Cómo carajo voy a ignorar a alguien que me empuja o me golpea? Va a hacerlo más fuerte todavía, ¿o te pensás que al ver que no reacciono va a agachar la cabeza e irse triste porque no le doy cabida? Y entonces si el hippie, cagón, pacifista bobi o lo que sea, es demasiado idiota ya, nos va a decir: “pero si le devolvés el golpe, ¿cuál es la diferencia entre vos y él?” Te respondo, cerebro de mosquito, que la diferencia es que el otro me atacó (sin razón) y yo me defendí (de su ataque). O sea que si alguien se mete con vos o tu familia, ¿vos no vas a tomar actitud defensiva sólo para no seguirle el juego, pagarle con la misma moneda, ponerse a su altura, rebajarse a lo mismo que él, pelotudez al cubo?
Casi que te pediría que me pegues, y así tener excusa para darte un buen coscorrón…

domingo, 17 de octubre de 2010

¿A qué viene?

Hay frases que escuché muchas veces, y al parecer, soy tan pelotudo que sigo sin entenderlas. Si alguien puede solidarizarse conmigo y explicármelas, lo agradeceré:
“Es un/a rompecorazones”
¿Es anti-Favaloro?
“La curiosidad mató al gato”.
¿Por qué al gato? ¿Y además, no era que la curiosidad es algo bueno, que nos hace ser más sabios?
“A los hombres les gustan las mujeres que los hacen sufrir”
¿De qué manera? ¿torciéndoles el brazo, gritándoles en el oído, poniéndoles laxantes en su bebida, cargándolos cuando su equipo pierde…? ¿Y para qué?
“Quedó en offside”
¿Cómo puede quedar en offside alguien que no juega al fútbol en cancha de once? Me suena a que se pasó de la raya, o algo así.
No entiendo. La verdad, que no entiendo.

domingo, 3 de octubre de 2010

Gente


Hay gente de toda calaña, pero detengámonos un momento en el tema del “buena y mala”. ¿Hay realmente gente buena y gente mala? ¿Buena gente y mala gente? Vaya asunto. Mi opinión al respecto es la siguiente:
-Gente buena: es la que trata de “hacer el bien”. Gente solidaria sobretodo, que ve al “bien” como algo a lograr. Busca que en el mundo reine el bien. Por ejemplo, la Madre Teresa de Calcuta, o Mahatma Gandhi.
-Buena gente: Tiene buena fe, pero no busca al “bien” en sí, sino que hace las cosas bien para que todo resulte de manera correcta. Es decir, busca que las cosas salgan bien, pero no al “bien” como tal.
-Mala gente: Al contrario de la buena gente, actúa de mala fe, porque así logra beneficios para sí misma y/o para otros que son como ellos. Por ejemplo, muchos políticos.
-Gente mala: No creo que exista, es decir, no tiene sentido querer “hacer el mal”, pues en sí no constituye ningún beneficio. No es como en los dibujos animados, que el malvado quiere conquistar al mundo para que reine “el mal”. Es una idea absurda.
En fín, eso es lo que pienso. Cambio y fuera.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

¿Necesita un médico? Vaya a la canchita

Cuando juego al fútbol con la muchachada, cada vez que se lesiona uno (obviamente la mayoría de las veces la lesión es en la pierna), todos los demás se convierten automaticamente en doctores matriculados, que forman una ronda atosigadora alrededor del pobre muchacho, que puede haberse hecho nada, o un esguince de tobillo o una fractura de tibia y peroné:
-No te muevas, y aflojá la pierna.
-No te muevas, y estirá la pierna.
-Levantate y pisá suave.
-Levantate y pisá fuerte.
-Levantate y corré en círculos.
-Levantate, bailá "el meneaíto" y tirá una patada de Taekwondo con giro en el aire.
-Levantate y no te levantes.
Un montón de payasos unidos por la misma causa, pero yo desconozco cuál es.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Se avivaron tarde

En Youtube encontré un montón de videos en los que se critica a Clarín (habiendo sido el puntapié inicial efectuado por nuestra presidente) por su oscura intervención en el manejo de la información a lo largo de su existencia. Me parece perfecto, pero: ¿Cómo es que no se dieron cuenta antes?

domingo, 5 de septiembre de 2010

Aviso:

A la primera, te lo digo bien.
A la segunda, te lo digo mal.
A la tercera, vas a desear haber desistido en la primera o la segunda.

jueves, 26 de agosto de 2010

Más claro, echale agua

Varias veces me metí en blogs ajenos y luego de leer y dejar respetuosamente una opinión negativa, recomendación o crítica, se me vinieron al humo. Qué lamentable que haya tanta gente que reaccione mal ante esta clase de comentarios, y que sólo acepte los que quiere leer o escuchar. Si no discutimos y debatimos, ¿a qué llegamos? Por lo tanto, informo que:
Acá se exponen ideas, no hechos. No cuento a qué hora me levanto, ni como me va en la facu, ni con quién garcho, ni qué canto mientras me baño… nada. Acá eso no.
Se habla sobre cualquier cosa, no hay limitación temática. Por cierto, no se tocan los temas de moda.
Acá no hay auto-fanatismo. No hay contador de seguidores, ni de gente online, ni de visitas, ni un carajo.
A ver… en este blog se atiende a todo el mundo. El que pase, será bienvenido. Si estoy de acuerdo con lo que se comenta, bien. Y sino, bien también. El que me diga que algo que expuse le parece mal, no será ignorado, agraviado, denigrado, ni insultado. Como mucho, se le pedirá por favor que argumente.
Desde ya les agradezco y saludo atentamente.

El pelotudo dueño de este blog

viernes, 13 de agosto de 2010

Firma: La Muerte

No hay que tenerle bronca ni miedo a la pena de muerte. Hay que tenerles bronca a los que la merecen, y miedo a los que puedan aplicarla.

viernes, 30 de julio de 2010

Sí, claro


-Me les planté a cinco flacos que se hacían los pulentas y los fajé.
-Youtube fue idea mía.
-Me acosté con mi profesora de Análisis matemático y tuve el año asegurado.
-La canción “Vencedores vencidos” de Los Redondos en realidad la escribí yo.
-Le tiré un caño a Mascherano, que justo pasó mientras jugaba en la plaza con mi hijo.
-Tengo un hijo.
-Yo empecé a escuchar a Callejeros cinco años antes que se volvieran famosos.
-Me garché a mis dos vecinas en el ascensor de mi edificio.
-Quedaron tan contentas que me vienen pagando las expensas desde hace seis meses.
-Tuve una discusión con el campeón mundial de Taekwondo y lo dormí de un tortazo.
-En la secundaria fui campeón nacional de las olimpíadas de Química.
-Perdí la medalla y el diploma.

Señor Chamuyetti, preséntese en mi oficina.

viernes, 23 de julio de 2010

Pera grande, vergüenza enorme


Existió hace tiempo un hombre llamado Juan Domingo Perón. Fue presidente de Argentina… bah, ya todos lo conocen.
No soy historiador, pero en la secundaria tuve la oportunidad de conocer un poco de este importante personaje. Hizo cosas grosas, y se mandó cagadas también. Incluyó a las clases obreras, pero cerró la economía… En fín, de todas formas el post no trata sobre eso, así que vamos al grano.
Hay un numeroso sector político-social al que se denomina “peronismo”, que supuestamente sigue el plan de Perón. Sin embargo, hay peronistas de izquierda, de centro, de derecha, fascistas, revolucionarios, socialistas, comunistas, disidentes, y cuatrocientos etcéteras. ¿A qué voy con esto? Estos grupos usan descaradamente el nombre de Perón, y son vertientes totalmente distintas, en muchos casos enfrentadas entre ellas. Sepan esto: El tipo al que “representan” está sin manos y revolcándose en su tumba.
“Los muchachos peronistas todos unidos triunfaremos…” (musiquita).
Déjense de joder.

martes, 13 de julio de 2010

Sos basura


Un boleto, un papel de caramelo, un envoltorio de alfajor, una bolsa de galletitas o papas fritas, una botella o una lata vacía, y muchas cosas más, son residuos. Dama, caballero: ¿le cuesta mucho tirarlos en un cesto de basura? ¿Y si no hay, le cuesta mucho guardarlo en su bolso, mochila, o bolsillo? Ahora pesa menos, no debería resultarle inconveniente llevarlo con usted hasta que encuentre un lugar correcto para depositarlo. ¿Sabe que las inundaciones de la que usted tanto se queja son notablemente favorecidas por el taponamiento de las bocas de tormenta, producto de los residuos que arrojan usted y otros tantos mugrosos?
Hay algunos gaznápiros que alegan que todo el mundo lo hace. Bueno, justamente hay que empezar por uno mismo. 1+1+1+1+1…= todos.
Adelante, se puede. Con un poco de voluntad, se puede.

lunes, 28 de junio de 2010

Esas miradas que joden…

Vaya momento agrio que me hacen pasar los que “miran mal”. Me causan enojo, bronca, ira, furia, cólera… ¿Qué les pasa? A continuación, los dos especímenes principales:
-El chabón que camina trabado y que mira con una expresión de “que ni se te ocurra respirar cuando paso porque te cago a palos”.
Mirá, flaquito: me resulta igual de fácil patearte la cabeza que rascarme la oreja. La amenaza visual guardátela, antes de que te cruces con uno más loco que vos, que hay muchos, y creeme que no ponen esa cara.
-La mina que anda con un paso altanero, como de miss Universo, y que mira con una expresión de “Si querés mirame, que es lo único que vas a obtener de mí. Bueno, dejá de mirar”.
Sabé algo, yegua: podés quedarte tranquila, que por lo menos de parte de buena gente, más que una mirada vos tampoco vas a obtener. Incluso, deberías agradecerlo.
Mirar, mira cualquiera.

lunes, 14 de junio de 2010

Todo bien

En esta época en que “cualquier cosa está bien”, parece que bastante gente a perdido el impulso hacia análisis del entorno, y ha adquirido una actitud de letargo y falta de iniciativa hacia el mismo. Se encuentra en decadencia la capacidad de crítica que hizo al Homo Sapiens distinto de las otras especies animales. Un sinnúmero de personas acusan de intolerantes, excluídos sociales e incluso de privadores de la libertad de expresión a quienes simplemente, expresan una opinión negativa al respecto de cierto tema. Si vamos a ser justos, diera la impresión de que la cosa es al revés. Postulo que lo mío es “capacidad crítica”, aunque sé que la tildarán salvajemente de “intolerancia”.
En fin, el asunto es que las personas que se visten de manera ridícula, las que escuchan conformemente música de todo tipo, las que hacen la suya sin preocuparse por el resto del mundo, los que cuentan su intimidad a los cuatro vientos, los que hablan haciéndose los cool, los fanáticos religiosos, los que ven programas de televisión deformantes, etcétera al cubo, son defendidas por los “abogados anti-observaciones-negativas”, que dicen tener “diversidad ideológica” y “mentalidad abierta”.
Muchachos: Una cosa es ser tolerante, otra distinta es hacerse el tolerante, y otra muy distinta es hacerse el pelotudo.
Jaque mate.

sábado, 5 de junio de 2010

Mientras no jodas a otro…

Hoy en día está muy de moda la frase: “Hacé lo que se te cante, mientras no jodas a otro...” Bien, hasta ahí estoy de acuerdo. Pero presten atención a esto: El que se re escabia, el que se re droga y el que se suicida, ¿ustedes creen que puede tener la conciencia tranquila y hacerlo libremente? Algún despistado responderá que sí, pues con su vida hace lo que quiere.
¡No! La respuesta es un rotundo “no”. Y de bueno que soy, lo justifico a continuación: Tu familia, tus amigos y los que te quieren y conocen sufren por vos. ¿Sos tan egoísta e imbécil que caés en el facilismo de “yo me mato solo”? Verte hecho mierda por el alcohol, las drogas o un tren es algo que hace mal a los que te rodean y aprecian (si es que los hay, obviamente). Ni hablar si tu perturbación emocional es tal que te ponés violento con ellos.
Por eso te digo, en estos casos hacés lo que se te canta, pero jodés a otros. No tengas duda.

domingo, 30 de mayo de 2010

Verde, maduro, podrido

Hay quienes creen que la madurez es una virtud basada en la seriedad y la rectitud. Puede ser, pero yo no lo veo así; para mí el hecho de ser una persona madura va más lejos, es una cualidad que tiene raíces más profundas que las que dije anteriormente.
En mi opinión, no es maduro el que ríe poco, habla poco, y da imagen de recto, quieto y serio. Eso ya es carencia de vida. En cambio, sí lo es el que, lejos de ser un payaso, ríe, se divierte, bromea y actúa con total libertad, pero también con total sensatez y responsabilidad.
Por ejemplo, me parece un mayor signo de madurez la estabilidad emocional que la falta de emociones. Alguien que se abstiene de ser festivo y risueño, puede ser una persona detestable, con altibajos que vuelven locos a los demás; y otro que se expresa sin temor, con alegría y sin ocultar sus dientes, alguien a quien da gusto conocer.
Conclusión: No es maduro quien no se arriesga a ser feliz, sino el que se arriesga para lograrlo.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Soy como soy

Como yo no transo con los temas de moda, no voy a hablar sobre el Bicentenario. Yo soy así. Si te gusta bien, y sino chau.

La gente que dice: “Yo soy así. Si te gusta bien, y sino chau” merece, a mi juicio, una patada lateral de Kung-Fu al esternón. Esa actitud es defendida por muchos, pero fijate lo que pasa: estás estancándote de la manera más necia en lo que sos, y no tomás la iniciativa para convertirte en una mejor persona. Obviamente, no vas a ser otra persona, pero sí alguien más tratable. Aunque quizá no lo veas, hay personas que te aprecian y que no quieren deshacerse de vos, pero a veces les complicás la existencia con ese defecto que tenés. Por eso, una actitud noble sería escuchar a los que te rodean, reconocer lo que hacés mal, trabajar para cambiarlo, mejorar como persona y finalmente convertirte en un individuo mejor del que eras antes. Por vos y por los demás. ¿Ves como sí tengo razón? Empezá.

martes, 11 de mayo de 2010

Ej.

Yo soy de los que piensa que hay que predicar con el ejemplo. Veamos:
“Para hacer feliz a una mina tenés que bla bla bla…”
Escuchame una cosa: Te divorciaste cuatro veces, y todas te dejaron a vos. Te dieron una patada en el culo apenas las cansaste. Si algún día quiero convertirme en un fracasado, acudo a vos sin dudarlo. Quedate tranquilo.
“Hijo, cuidado si llego a enterarme de que fumás. Yo fumo porque soy un viejo pelotudo. No quiero que cometas mis errores. Si te veo fumando, te cago a palos.”
Pero hombre, que manera tan didáctica de explicarle a su hijo que el cigarrillo es un vicio estúpido. Con razón usted no puede o no quiere dejarlo.
“Qué yegua esa mina, ¿cómo pudo cagarlo así al novio?”
Disculpame una cosa. El pibe con el que estabas apretando el sábado en el boliche no era el novio que todos te conocemos.
“Hacé algunos ejercicios y repasá los desarrollos de las ecuaciones, que la aprobás seguro.”
Por supuesto que lo haré. Pero permitime reconocerte que tu método de tener los apuntes abajo del banco y pegarles ojeadas durante el examen es bastante ingenioso.
No lo olviden: Las palabras, indican. Los hechos, definen.

sábado, 1 de mayo de 2010

Despacito, despacito,despacito…


En Argentina son muy comunes los “accidentes de tránsito”. En realidad, la mayoría de las veces no se trata de hechos infortunados aleatorios, sino de transgresiones con consecuencias que ya conocemos. Dicho esto, voy al meollo de la cuestión: Cuando voy a la facultad, agarro la General Paz, y cada trechos muy cortos hay carteles que indican que la velocidad máxima es 80 km/h. Sinceramente, este caso particular no me parece una medida que contribuya a la seguridad vial. Creo que la cosa no pasa tanto por la velocidad, sino más bien por la precaución y por el respeto. A ver, no seamos giles, si fuéramos a 200 km/h, obviamente es más probable que nos demos un buen palo. Ahora, si fuéramos a 20 km/h, el tránsito ya no sería fluido y eficiente (de hecho, es lo que sucede muchas veces debido a los embotellamientos). Hablo de velocidades más correlativas al sentido común. Lo que quiero decir, es que las velocidades máximas son una herramienta no tan determinante, y que en algunas casos, no lo son en absoluto. Yendo a, digamos, 120 km/h, seguimos teniendo control sobre el vehículo, y los resultados serían, a mi juicio, más satisfactorios; aunque obviamente, deberían respetarse la distancia con el de adelante, las señalizaciones, los sobrepasos, y todas las moderaciones que evitan manejar como a uno se le canta, sin responsabilidad para con los semejantes.
Recuerden: Si puede evitarse, no es un accidente.

jueves, 22 de abril de 2010

Haceeelo, daaale

Me molesta sobremanera que cuando le pedís a alguien que diga o haga algo gracioso, o alguna imitación, o lo que sea, que anteriormente hizo y sabés que le sale bien, diga que no y se haga desear. Pero che, ¿que te creés, que sos el artista Number One? Si hacés feliz a la gente con esa pelotudez, no te hagas el ídolo, hacela y listo... payaso.

domingo, 18 de abril de 2010

Tarde o ausente


Qué triste que ya sea tan común, o mas bien, lo común, que la gente no respete los horarios acordados. Parece que la moda de hacerse esperar llegó para quedarse, y los que llegamos a la hora que corresponde quedamos como boludos. Otra maldita costumbre asociada a esta es la de ni siquiera ir, y no avisar, haciéndole comer al otro un tremendo garrón.
Es cuestión de respetar al prójimo. ¿Acaso es taaaaaan difícil?

lunes, 12 de abril de 2010

Mafias-Bravas


Tengo una fuerte necesidad de compartir mi sentimiento de total repudio hacia las barras-bravas, ya que son las mayormente culpables de todas las desgracias que arruinan el espectáculo (dentro de la cancha), pues hay otros hijos de puta que están afuera, y las "subvencionan" para que lo hagan, y además, impunemente. La policía: bien, gracias.
Por eso cada vez se venden menos entradas, como estúpida medida de seguridad, por la cual los verdaderos hinchas, que vamos a vivir la alegría del fútbol y a alentar a nuestro equipo, somos víctimas de esta injusticia generada por los mismos doscientos miserables que siguen entrando a la cancha, siguen haciendo quilombo y ah, por cierto, alientan porque les pagan.

miércoles, 7 de abril de 2010

Profesores: ¡a enseñar!


Desde mi humilde punto de vista, no sólo la profesión sino también la, digamos, "misión" del docente es ENSEÑAR, EDUCAR, MOSTRAR EL CAMINO al alumno. Pero hay algunos cuyo único objetivo en la vida parece ser CAGAR al alumno.
Le ponen tarde o incluso ausente por retrasarse un minuto, el examen está perfecto pero por un acento le bajan la nota a la mitad, o lo peor, al pedir el alumno nuevamente explicación de algún tema por no haber entendido, se enojan y le infunden miedo en vez de confianza.
¿Piensan que ésta es la correcta relación docente-alumno? Piénsenlo de nuevo...

domingo, 4 de abril de 2010

La pasión que se volvió negocio



El fútbol solía ser pura pasión, puro sentimiento, puro amor, si se quiere. ¿Que pasó? Ahora la asistencia a los partidos es para unos pocos privilegiados que ni saltan, ni alientan, ni gozan este maravilloso deporte como corresponde.
Lo mismo con los jugadores, no eras nadie a menos que pusieras garra y corazón en la cancha; se jugaba por la camiseta, loco. Hoy en día los abultados sueldos y demás privilegios que inflan al jugador antes de tener 20 años siquiera, hacen que de ahí en más le chupe un huevo y jueguen lo justo para ellos, dando así por terminado su trabajo y aniquilando las espectativas de quienes realmente amamos rodar con belleza el glorioso balón. Muerte a los "vende- futbol".

lunes, 29 de marzo de 2010

Alergia

Algo que he visto muchas veces que viajo en colectivo o en tren, es que la gente intenta sentarse sola (a menos, obviamente, que esté acompañada). Al quedar un asiento libre, el que estaba sentado al lado de otro, se para y se va a sentar ahí, para estar solo.
Si, sí. Yo leo la mente, y sé que ustedes están pensando que a veces uno quiere apoyarse contra la ventanilla para dormir, o lo que sea, pero esos casos son minoritarios.
¿Acaso sos alérgico a otra gente? ¿Sos más lindo, te vestís mejor, olés mejor, sos mejor?
Hay gente que es alérgica a otra gente. Eso explica muchas cosas…

martes, 23 de marzo de 2010

"Cierre la puerta, por favor"


Fíjense hasta que punto la gente no cierra las puertas, que en muchas de las mismas encontramos este cartel.
Viejo, es increíble. Entra frío, calor, viento, polvo... ¿Acaso estas personas (las que no cierran las puertas) sufren de algún problema neurológico? Lo digo en serio. Es cosa de sentido común nada mas. Abrís la puerta, entrás a un lugar, cerrás la puerta; es un proceso lógico. En fín, pero que encima haya un cartel que te lo pide y vos sigas haciéndolo, es para pisarte la traquea con botines.
PD: Al salir del blog, por favor cierren la puerta.

jueves, 18 de marzo de 2010

Me importa un carajo

-Me importa un carajo cómo fue tu día, qué hiciste y qué pasó.
-Me importa un carajo si les hablás a las plantitas para que crezcan mejor.
-Me importa un carajo si tu amiga se acuesta con tu ex, y a vos eso te hace temblar las piernas.
-Me importa un carajo si tu jefe es un ortiva que te hace trabajar hasta tarde.
-Me importa un carajo si te bajás un kilo de helado sola mientras escuchás canciones románticas tristes y llorás por algún “don nadie”.
-Me importa un carajo si vas al psicólogo hace ocho años a contarle siempre los mismos problemas.
-Me importa un carajo si te gusta la posición misionera, patita al hombro o el 69.
-Me importa un carajo si le hiciste la fiestita a toda la defensa de Racing.
-Me importa un carajo si cuando te viene te ponés agresiva, histérica o llorona.
-Y sobretodo: Me importa un carajo si necesitás que todo el mundo lo sepa.

Siendo como sos, no creo que frecuentes lugares como este. Y a decir verdad, me importa un carajo.

domingo, 14 de marzo de 2010

Y si... argentinos


Cada vez que la gente se pone la camiseta argentina es porque hay algún evento en que la selección nacional de algun deporte está involucrada, pero ¿acaso no sería mas productivo expresar nuestro nacionalismo en situaciones menos absurdas? El deporte motiva y alegra, indudablemente, pero creo que más razón de motivacion y alegría es sacar adelante al país con actitudes positivas y acciones útiles.
¡¡¡Vamos Argentina, carajo!!!

martes, 9 de marzo de 2010

El Baile de la Inequidad



¿Cómo es posible que haya ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres? Los primeros jamás gastarán en vida, ni en cien vidas, todo lo que tienen; los segundos nunca sabrán lo que es tener algo más que lo mínimo mínimo mínimo indispensable para la supervivencia. Yo pregunto, ¿hasta cuándo se agrandará la brecha que los separa y se optará por una justa distribución de la riqueza?

sábado, 6 de marzo de 2010

Identidad

Floggers, Punk, Skinhead, Emos, Rollingas, Metaleros, Chetos, Cumbieros, Góticos... y la lista sigue. A ver muchachos, me parece perfecto que haya mil ondas distintas, lo que me preocupa son dos cosas:
1- La ridícula rivalidad existente entre algunas de ellas. ¿No podemos ser distintos y llevarnos bien igual? Casi todas están en contra del sistema, casi todas quieren un mundo mejor... ¿No es eso un motivo de unión mas bien?
2- La también ridícula necesidad de pertenencia. Hermano, el hecho de que escuches cierta música, tengas determinados gustos y sentimientos, etc, etc, etc, no te obliga a vestirte, pintarte, e incluso lastimarte como los que son tus similares en tales cosas. Eso más que darte identidad, te hace perderla.

Aclaro: Tengo mi propia onda y nadie que no me conozca sabe cuál es, asi que ninguna persona y menos una prejuiciosa me saca la chapa al verme. Para hacerlo va a tener que gastarse en preguntarme, como correponde...

miércoles, 3 de marzo de 2010

Pa´ que sepan


Se abre una especie de "etapa seria" en este blog. Me refiero a que seguiré criticando todo, como siempre, vale decir que seré igual de insoportable que como los tengo acostumbrados, pero con temas más crudos o con temas encarados de un modo más crudo. Por "crudo" quiero decir "fuerte", "terminante" e incluso, "devastador".
Entonces, a la hora de comentar, si es que desean hacerlo, creo que voy a lograr que en vez de ostentar una sonrisa, como me imagino suelen hacer, tengan una expresión de seriedad, estén o no de acuerdo con lo que expongo.
No sé cuanto va a durar esta "etapa seria"; simplemente se me ocurrió que le daría a los posteos un poco más de impacto y lograría una ruptura con mi tradicional modo semi-jocoso. Pasando en limpio, será una seguidilla de posteos profundos, que apelarán a la reflexión y al replanteo.
De todas formas, no se preocupen. Yo sigo siendo el mismo pelotudo y, con todo respeto, espero que ustedes también lo sigan siendo.
Adelante entonces, esto será sólo para valientes.
En guardia!

domingo, 28 de febrero de 2010

Quien se tiene que cuidar de quien

Pasamos de hermana-amigo a novio-suegro o novio-cuñado. Supongo que acá todos vamos a estar de acuerdo: es insoportable tener un suegro o un cuñado guardabosques. Niéguenlo, a ver. Aaaaah, no pueden. Que tremendo bajón que ni te conozcan y ya den por hecho que vas a destruir a su hija/hermana, o peor aún, ya te conocen y por más bueno que seas, siguen desconfiando de vos. No sé por que algunos tienen esta actitud, o sea, está bien que la cuiden y se aseguren que esté con un buen pibe, pero de ahí a tenerte en la mira telescópica de un fusil constantemente...

jueves, 25 de febrero de 2010

Mantenelos alejados

Tu hermana y tu amigo... los querés a los dos, pero lo que no soportarías es que se quieran entre ellos. Epa, imaginate que tienen onda, es como mezclar asado y chocolate; los dos son de tu gusto, ¡pero siempre que estén separados!
Supongamos que se da. Cuando las cosas están bien, puede (con brutal esfuerzo) llegar a soportarse. Pero obviamente, si llegás a tener una discusión con tu amigo, no importa lo que le digas, pues él tiene a mano un comentario tan cierto como devastador, que no va a dudar en usar: "podés decirme lo que quieras, pero yo me la muevo a tu hermana".
...Y te arruinó la existencia. Para siempre.

martes, 23 de febrero de 2010

¡Atento a donde pisás!


Qué cosa seria esta de las baldosas flojas. Basta que pises para que se te empape la zapatilla entera y hasta capaz que media gamba te queda mojada y manchada también. Y díganme si esto no ocurre con más facilidad cuando uno estrena calzado o pantalón. Parece cosa de Mandinga. Obviamente, la puteada que sobreviene a tal hecho es escuchada por medio barrio, y la gente piensa, con toda naturalidad: "Uh, seguro que ese pisó una baldosa floja".

jueves, 18 de febrero de 2010

¿Cómo puede ser?

Todos los que me conocen saben lo incrédulo que soy; para mí algo que no puede ser explicado por la ciencia, no es posible o no existe. Pero acá un item para la burla del público: Cuando guardo mi mp3, hago prolijas vueltas de cable sobre mi mano y lo pongo en el bolsillo de mi mochila. Después, cuando lo saco, está totalmente enredado y formando complicadísimos nudos. What the hell is happening?

martes, 16 de febrero de 2010

¡Santas contradicciones, Batman!

Si hay algo que me resulta desopilante, son las contradicciones dentro de la misma frase. Muy bien, aquí va un par y medio:
."El hormigón sufre cambios volumétricos cuando es sometido a oscilaciones de temperatura. Cuando se enfría, se dilata; y cuando se alarga, se acorta." (Profesor de Tecnología del Hormigón de la facultad)
Me pasé el resto de la clase riéndome lo más silenciosamente que pude. Fue glorioso.
."Chicos, lo que importa es que comprendan el sentido físico. El resultado les va a dar al revés, pero les va a dar lo mismo." (Profesora de Física del colegio)
Lo correcto hubiera sido decir que el resultado iba a dar con distinto signo, pero que el número iba a ser el mismo. Nada que ver con lo que realmente dijo.
."Es malísimo. Bah, juega bien, pero no me convence." (Sergete)
Bueno, acá no hay comentario posible. Escribí esto para aclararlo.

jueves, 11 de febrero de 2010

Ja Ja Ja


Si bien es común que recordemos algo gracioso que sucedió y empecemos a reírnos solos, yo creo que soy uno de los mayores exponentes de esta sana costumbre. Vaya placer que me da pensar en culaquier pelotudez y entrarme a reir como un loco! Todas las situaciones risibles que quedaron archivadas en mi memoria, salen eyectadas en momentos aleatorios y me arrancan una gozosa carcajada.
Momentos gloriosos de los Simpsons, un porrazo que se dio algún transeúnte, situaciones embarazosas, frases totalmente oportunas, en fín, motivos para risa cien por ciento efectivos, gratis.
Jajajajajaja! Me acordé de una pelotudez.

domingo, 31 de enero de 2010

Me derrito, me congelo

Es la maldición de maldiciones veraniegas, miedo de chicos, enfermedad de grandes. Problema de todos. Señoras y señores, con ustedes........ ¡el salto térmico! (Aplausos). Bueno, basta de payasadas.
El caso más común que se me ocurre es el del supermercado. Afuera hace un calor agobiante y adentro un fresquete innecesario. El abrupto cambio de temperatura (calor-frío al entrar y frío-calor al salir) puede generar perjuicios a la salud, dando por hecho la falta de confort, mejor cambio la palabra, bienestar de las personas. La cuestión es que los borregos estos están gastando más energía de la necesaria con los aires acondicionados, y generando tosecillas y estornuditos a los borregos que entran a comprar.
En fín, por razones vacacionales, nos estaremos viendo, o leyendo más bien, en unos diez días. Hasta entonces.
¡Cof, cof. Achís!

jueves, 28 de enero de 2010

Delicias puras


Reconozco que soy un goloso de primera línea. Todo lo que sea dulces y postres es de mi entero agrado. Me refiero a chocolates, alfajores, helados, tortas, budines; las delicias que tientan a tanta gente.
Sin embargo, hay un problema: no soporto que lleven adiciones indeseables. La cosa es muy sencilla: Chocolate, dulce de leche, crema y merengue, sí. Cualquier porquería invasora, no. Ni frutilla, ni durazno, ni cereza, ni manzana, ni trocitos de frutas abrillantadas, ni mermeladas, ni licores, ni nueces, ni avellanas, ni almendras, ni un carajo. Agregar esas malditas porquerías convierten lo que hubiera sido una exquisitez, en algo incomestible.
Así que si alguna vez pretenden mandarme algún suculento paquete de gordura, háganlo como indiqué.
Se me hizo agua la boca.

lunes, 25 de enero de 2010

Si de boludos se trata...

Llamado a la frivolidad. Todos tenemos algún fetiche, algun vicio, alguna boludez bien podría decirse, que nos identifica. Algo comooooo, esteeeee... qué sé yo: ver la televisión de cabeza, rascarnos la espalda contra una pared rugosa, saltar en una cama con colchón mullido, acariciar juguetes peludos, poner música fuerte y bailar desnudos cuando estamos solos en casa...
¿Cuál es tu boludez?

viernes, 22 de enero de 2010

Sos vos, soy yo, somos todos


Así como la palabra "boludo" perdió totalmente su significado original, la palabra "gato", la acompaña en su desgracia. Por ejemplo, decir que alguien es un zorro implica que es astuto, inteligente; un león, que es fuerte, vigoroso; un perro, que es malo en determinado deporte, pero las acepciones que se le dan a "gato" son: insulto, condición de galanura, sinónimo coloquial de "boludo", y otras... No sé cual era la primordial, lo cierto es que ahora sólo es parte de un gran conjunto. Entonces, ¿qué tengo que entender por: "¿Qué onda, gato?"?

domingo, 17 de enero de 2010

Indicios

Los indicios, también conocidos como "máximas", son signos inequívocos de ciertas características que las personas poseen, basándose para reconocerlas en acciones que realizan, u otras carterísticas que los mandan al frente, y que, curiosamente, no guardan relación racionalmente explicable entre sí.
Yo voy a poner el ejemplo más representativo que conozco: Ninguna mujer que fume es una nena de papá. Es así de simple. Hay que cuidarse de ellas indefectiblemente, porque no les cabe ninguna. Sin embargo, no vale el recíproco. Hay mujeres que no fuman y sin embargo no son una seda precisamente.
Espero que ésta observación les sea útil, compañeros. Si la mina no fuma, no se fíen. Si fuma, mucho menos.
¿Qué otros casos pueden aportar?

viernes, 8 de enero de 2010

asrevni aígolocisp

Léase al revés "psicología inversa". Este tema me parece interesante. En algunos casos es muy útil, pues sirve para generar situaciones favorables para uno mismo, cuando en principio, podría no serlo en absoluto. Fíjense:
-Si uno se mandó una tremenda cagada, en vez de defenderse con garras y dientes, se pone en posición de "mosquita muerta", asumiendo enteramente la culpa, y quizás no sufra un terrible regaño, e incluso puede que se la dejen pasar como colador agujereado. Aunque puede fallar.
-Si uno quiere que otro haga algo a lo que se niega rotundamente, por ejemplo, ir a comprar algo lejos, en vez de insistirle, se hace el ofendido y dice: "Está bien, dejá que voy yo". El otro, mortificado, se arrepentirá y hará la compra que le pedimos. Aunque puede fallar.
-Ejemplo simpsonesco: Si uno pretende que alguien deje cierto hábito ridículo, digamos, el de dormir en una cuna en vez de hacerlo en una cama, como todo nene grandecito, puede optar por: "Vámonos Marge, deja al bebé con su pequeña cuna" (juajua, y el zarpado de Homero vuelve corriendo a arrancar a Bart de la cuna, y se negaba a soltarla. Buenísimo)
Como ven, siempre puede fallar.

martes, 5 de enero de 2010

Mc ntira


Mi primer post del año va a ser una completa estupidez, para no abandonar la costumbre.
Debo reconocer que hace años que no entro a un Mc Donald´s, pero no creo que las cosas hayan cambiado, por lo menos, considerablemente. La comida chatarra es de mi completo agrado, pero la enorme fama, difusión y éxito de ésta cadena, me resulta, no digo que inexplicable, pero sí exagerada. Las hamburguesas, para empezar, tienen un espesor de medio milímetro, y un diámetro menor que el de las hamburguesas "de caja" que compramos en el supermercado. Es más, la lechuga, el queso, y todas las adiciones que hacen al paty más completo, están todas formando una montaña enquilombada que termina montada sobre la mano del que muerde. Es lo esperable por tratarse de comida rápida y de consumo masivo, pero qué sé yo. Las papas fritas son buenas, pero nada del otro mundo. Los helados... bueno, acá sí que gozan de mejor opinión mía. Y después están todos los sandwiches de: pollo, pavo, cerdo, venado, gusano, cocodrilo, empleados inútiles y demás. Algunos ricos, otros no tanto, pero siempre pequeños; y a un precio no del todo convincente.
Para que no haya especulaciones, les juro que no formo parte de la competencia.
Que tengan un buen Mc verano.